Una fobia es que tu cerebro interpreta como un grave peligro una situación, un objeto o un animal que no es peligroso o que la mayoría de la gente no considera peligroso, como miedo a animales inofensivos (como palomas, gallinas, arañas, ratones), miedo a viajar en automóvil o en avión, miedo a la sangre o a las inyecciones, o a subir a un elevador o a la obscuridad; y  este miedo te hace huir o evitar esas situaciones.

Si tienes miedo a las serpientes peligrosas o a los perros de lucha, o vas a viajar en un vehículo y sospechas que está en malas condiciones, eso no se consideraría fobia, ya que todo el mundo tiene miedo ante esas realidades.

Los miedos irracionales hacen que cada vez tomes más precauciones y que tu vida poco a poco se vea afectada por esos miedos. Algunas fobias pueden limitarte la vida mucho más que otras. Si tienes miedo a los aviones pero no tienes ninguna intención de viajar,  te va a limitar mucho menos que si eres un ejecutivo que tiene que viajar en avión todas las semanas.

 

Tienes una Fobia si:

Tienes un temor claro y constante que es excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específicos. Por ejemplo, viajar en avión, estar en un precipicio, estar cerca de algunos animales, administración de inyecciones, visión de sangre, subirte a un elevador, la obscuridad, cruzar un puente y un largo etcétera.

  • La exposición al estímulo fóbico provoca frecuentemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia o de pánico.

 

  • Reconoces que este miedo es excesivo o irracional.

 

  • Las situaciones fóbicas las evitas o las soportas a costa de una intensa ansiedad.

 

Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, o el malestar provocados por las situaciones temidas entorpecen gravemente tu rutina normal, con las relaciones laborales o académicas o sociales, o bien provocan un malestar agudo.

Muchas veces tomarás tranquilizantes para poder superar la fobia, posiblemente esos medicamentos te sirvan para remediar una situación concreta, pero no curarán la fobia. Algunos psicólogos te dirán que tienes que enfrentarte a la fobia por ejemplo: si tienes miedo a las palomas, vete a la plaza a pasearte entre las palomas. En la psicoterapia hallarás que es mejor solucionar el problema desde otra perspectiva. Si tienes fobia es porque tu pensamiento hace que tu cerebro interprete que hay un peligro para ti.

Las técnicas de que se disponen son acerca de cómo cambiar esos pensamientos y superar las fobias en poco tiempo, por ejemplo:

 

  1. a)    Comprendiendo que las fobias están en tu cabeza, en tus pensamientos

 

  1. b)   Cambiando la estructura de esos pensamientos, de tal forma que tu cerebro no los interprete como peligrosos

 

  1. c)    Modificando las imágenes mentales que te crean esa sensación de miedo

 

  1. d)   Automatizando técnicas que te permitan bloquear cualquier señal de ansiedad

 

  1. e)    Bloqueando todos los miedos que has ido arrastrando a lo largo de los años

 

Sin lugar a dudas todos nosotros en algún momento de nuestra vida hemos llegado a sufrir mucho o poco este sentimiento por lo que es conveniente recordar que nuestro modo de actuar y de pensar viene marcado por las construcciones que tenemos en nuestra mente. Cuando hablamos de la realidad, es aquello que nosotros creemos sobre esa realidad, lo que experimentamos es reflejo de nuestras creencias.